RSS

De la migración como un derecho humano a la migración como un peligro a combatir

28 Ago

El ODH repudia cualquier intento de persecución a las/os extranjeros que habitan nuestro suelo.

El gobierno nacional pretende crear un alojamiento con función de cárcel, destinado de manera exclusiva para las personas infractoras a la Ley 25.871 (Ley de Migraciones) Conjuntamente con ello “la Dirección Nacional de Migraciones incrementó en 2016 los controles de permanencia de ciudadanos extranjeros, llegando a 8.036 operativos en todo el territorio, a fin de detectar irregularidades documentarias”…[1] y resalta estos operativos aunque sean con porcentajes muy chicos las irregularidades. En definitiva sería una “cárcel” para personas con irregularidades migratorias.

1168872

En Argentina no es lo mismo caracterizar a la migración como un derecho que como una cuestión de seguridad nacional. La idea de la migración como un peligro alcanzó un punto de inflexión con la “ley Videla”[2] y la política de los años 90 que exacerbaron a la migración como un problema nacional. Esta orientación permitió que por años se fueran aglutinando un sin número de familias que por la imposibilidad de regularizarse quedaran expuestas a la precariedad laboral, a condiciones de vida desfavorables, a explotaciones y abusos; que permitieron generar tragedias como la del incendio en un taller de costura en la calle Luis Viale[3].

De 2004 hasta 2015, con la nueva Ley 25871, el Convenio Patria Grande, el Convenio Mercosur y otras acciones políticas, esta situación se intentó revertir. Se buscaron reparar esas irregularidades administrativas y legales que impedían el acceso a ese derecho. Sin embargo, desde 2016 con la asunción del nuevo Gobierno las medidas políticas se despegan de las acciones reparadoras de esas desigualdades – operativos móviles de regularización para radicaciones y documentación, acceso a la justicia y migraciones – fueron desmantelados. Ahora parecen reorientarse a políticas de persecución que buscan combatir la migración ya que ven al sujeto “portador de esa irregularidad” como un oponente.

La creación de un “lugar exclusivo de detención” o cárcel y la insistencia en los controles y la persecución por infracciones a la ley suponen el peligro de ver ahora a la irregularidad migratoria como un enemigo a combatir. La Ley 25871 cambió radicalmente la mirada de la migración y la reconoció como el derecho a elegir un proyecto de vida propio distinto al lugar donde se nació. Ninguna irregularidad de la misma convierte a un ser humano en un ilegal o delincuente.

Desde el ODH repudiamos este cambio de política e instamos al Gobierno de la ciudad a dejar sin efecto el plan de creación de una cárcel destinada a los migrantes.

Referencias:  http://www.migraciones.gov.ar/accesible/indexP.php?mostrar_novedad=3188

http://www.migraciones.gov.ar/accesible/indexP.php?mostrar_novedad=3187

[1] http://www.migraciones.gov.ar/accesible/indexP.php?mostrar_novedad=3188

[2] Decreto/Ley de22439 de la última dictadura militar

[3] En 2006 en un taller textil murieron 5 niños/as y una mujer embarazada los cuales estaban reducidos a condiciones de servidumbre.

Anuncios
 

Etiquetas: , , ,

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

 
A %d blogueros les gusta esto: