RSS

El GCBA admite que los vecinos de las villas “autogestionan” el sistema cloacal

15 Ago

El ODH ha presentado un pedido de informe al Gobierno de la Ciudad sobre la situación habitacional de las villas porteñas. En las recientes contestaciones[1], la UGIS (Unidad de Gestión e Intervención Social) informa que en las villas la gran mayoría de los habitantes han “autogestionado” su solución cloacal y de agua. En la mayoría de los casos se hizo a través de pozos, donde se depositan eses y aguas servidas y que son limpiados esporádicamente por camiones cisterna. Esto ocurre en todas las villas, también en las que están en Puerto Madero y Retiro, dos de las zonas más caras de esta Ciudad.

Puntualmente la UGIS ha dicho que “el sistema cloacal que se utiliza en las villas y asentamientos de la ciudad varía según la disposición de Infraestructura de Red Cloacal en los barrios en los que están construidos. Las instalaciones internas de las villas y asentamiento de esta ciudad han sido realizadas, originalmente, por los propios vecinos y, cuando se detectan fallas, se corrigen reparándolas o construyendo nuevas instalaciones. Esto es referido a la Red Cloacal interna en las villas, que funcionan como colectores de las instalaciones internas de desagüe cloacal construidas por los vecinos. En la mayoría de las villas y asentamientos, cuenta con red de desagüe cloacal, pero ocurre en lugares (como el asentamiento Rodrigo Bueno y sectores de algunas villas) que no poseen red alguna cloacal cercana por lo que los vecinos construyen pozos para descargar los mismos. Esos pozos son vaciados por un servicio de atmosféricos que provee esta Unidad de Gestión e Intervención Social para zonas de alta vulnerabilidad social”.

tumblr_ny0jnysyoy1rf9hn3o1_1280La mayoría de la población de la CABA que habita las villas no cuenta con servicios públicos sanitarios de agua potable y cloacas. Según datos oficiales, el 93% de las villas y asentamientos tiene una conexión irregular a la red pública de agua, sólo en el 5% de los casos las familias disponen de una conexión formal, y el 2% de los asentamientos se abastecen a través de un camión cisterna u otros métodos. “Se llama conexión irregular cuando los vecinos se “enganchan” ellos mismos a la red pública de agua corriente más cercana sin recibir una prestación formal del servicio, lo que implicaría que se les dé una factura y una empresa cobre por otorgárselo”[2].

Todos los días, mujeres y niños transportan y almacenan en cacerolas y baldes agua de dudosa calidad, con el consecuente riesgo sanitario que se constata en la ocurrencia de enfermedades asociadas al agua (diarreas, enfermedades de la piel, forúnculos, dengue). Según el informe, sólo en los asentamientos de Fraga y Carbonilla el GCBA gasta mensualmente en el Transporte y distribución de agua Potable por medio de Camiones Cisternas $ 641.080,31[3].

En un estudio epidemiológico realizado por la Facultad de Ciencias Exactas y Naturales de la UBA sobre parasitosis en los habitantes de la Villa 21/24[4] la situación descripta en los resultados es dramática: 83.3 % de las personas estudiadas está afectada por alguna parasitosis. La mayoría de los parásitos diagnosticados son transmitidos mediante la ingestión de aguas contaminadas, o verduras crudas mal lavadas, o lavadas con aguas microbiológicamente no aptas para su consumo.

 

Las conexiones compartidas de agua, que constituyen la mayor proporción de las presentes en las Villas, suelen hacerse con mangueras u otros materiales no apropiados para este fin, por lo cual son comunes las filtraciones, lo que aumenta la probabilidad de contaminación fecal del agua que transportan. Algunos otros inconvenientes que trae el uso de agua proveniente de una conexión irregular son, por ejemplo, la poca presión y el hecho de que las mangueras suelen pincharse, lo que provoca su contaminación. La escasa cantidad que llega finalmente a los hogares disminuye aún más en verano, cuando más hace falta, lo que puede derivar en deshidratación y otros problemas de salud e higiene para sus habitantes.

Respecto a las obras que llevan adelante en las villas, la UGIS y la Corporación Buenos Aires Sur, se constata que la gran mayoría de obras que llevan adelante no se concentran en la urbanización de las villas, si no que están concentradas en atender situaciones de emergencia y en actividades de “embellecimiento” de fachadas y espacios públicos.

[1] Nota del sr. Gabriel Salas, titular de la Unidad de Gestión de intervención social y nota nº 377-CBAS/16 de la Corporación Buenos Aires Sur.

[2] http://www.lanacion.com.ar/1882805-casi-el-10-de-los-portenos-no-tiene-acceso-al-agua-potable

[3] Noticias Urbanas / 10 de mayo 2016; La Nación, 11 DE MAYO DE 2016

[4] http://www.lanacion.com.ar/864551-tiene-parasitos-mas-del-80-de-los-chicos-de-la-villa-2124

Anuncios
 

Etiquetas: , , , ,

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

 
A %d blogueros les gusta esto: