RSS

Archivos Mensuales: abril 2014

EL ODH ACOMPAÑA AL MOVIMIENTO DE DERECHOS HUMANOS DE MENDOZA EN SU PEDIDO DE MEMORIA VERDAD Y JUSTICIA

EL ODH ACOMPAÑA AL MOVIMIENTO DE DERECHOS HUMANOS DE MENDOZA EN SU PEDIDO DE MEMORIA VERDAD Y JUSTICIA

El Observatorio de Derechos Humanos de la Ciudad de Bs As expresa un enérgico repudio a la protección y complicidad por parte de uniformados y abogados con los imputados por delitos de lesa humanidad en el juicio que se lleva adelante en Mendoza.

Desde febrero se están llevando adelante las audiencias de la megacausa que juzga a 41 imputados por las violaciones a los derechos humanos contra más de 200 personas. Lo inédito es que entre los acusados se encuentran cinco jueces que respaldaron a la Justicia Federal en los procedimientos criminales de la dictadura.

Se trata del destituido juez Luis Miret, quien fuera subrogante y luego juez designado en el período militar; el profugado y extraditado Otilio Romano, también destituido por el Consejo de la Magistratura y otros tres ex jueces: Gabriel Guzzo, Guillermo Petra y Rolando Carrizo que fueron funcionales a los procedimientos ilegales practicados a partir del golpe de estado de 1976. Los cinco jueces están acusados de no haber investigado las denuncias de detenciones ilegales, desapariciones y asesinatos que llegaron por centenares a sus juzgados en forma Habeas Corpus y demás recursos.

El 31 de marzo, el Tribunal decidió no aceptar el pedido de prisión preventiva de los imputados, solicitado por la fiscalía y las querellas. Hasta el momento, los acusados concurren al juicio en libertad.

En las audiencias de los Tribunales de Mendoza, los querellantes fueron agredidos por los abogados defensores. También aparecieron carteles de propaganda pro dictadura con un retrato de Videla y declarando que los desaparecidos son un invento. Los participantes a las audiencias denuncias la permisividad excesiva de los policías para con las reacciones y provocaciones de los acusados, especialmente respecto del exjuez Luis Francisco Miret. Además, se percibe animosidad de los uniformados para con las víctimas y sus acompañantes. Los policías encargados de la seguridad durante el juicio, se saludan animosamente con los acusados y hasta les permitieron entrar una cámara de fotos.

A este cúmulo de aprietes e irregularidades se suman los ataques que desde que comenzó el megajuicio han sufrido diversos espacios de la memoria, como la esquina que homenajea a Paco Urondo y a Alicia Cora Raboy, o la emblemática plaza San Martín, donde las Madres de Mendoza hacen su reclamo imperecedero por memoria, verdad y justicia.

Desde el ODH consideramos inadmisible estas conductas corporativas y de complicidad en el Tribunal de Justicia donde se lleva adelante el juicio contra militares y magistrados involucrados con el terrorismo de estado.

El ODH tiene el deber de denunciarlas, como hemos denunciado en la Ciudad de Buenos Aires la falta de implementación de la Ley de Protección de Testigos, junto a la agrupación HIJOS, por la que la Ciudad debe garantizar asistencia y contención de los querellantes y testigos víctimas del terrorismo de Estado en las causas judiciales. A pesar de tener un fallo a favor en primera y segunda instancia de los tribunales porteños, el Gobierno de la Ciudad continúa incumpliendo esta orden. También el ODH emprendió acciones legales para impedir el uso de las picanas eléctricas conocidas como pistolas Taser en la Ciudad.

El Poder Judicial debe colocarse a la altura de la Historia, y desde la magistratura se debe honrar el mandato constitucional y social de búsqueda de la verdad, consolidación de la justicia y construcción de la memoria. Repudiamos enérgicamente el tratamiento especial que se les concede a los imputados de la megacausa de la provincia de Mendoza y la persecución y hostigamiento que se realiza a los querellantes.

Porque la lucha por la Memoria, la verdad y la Justicia es una sola enviamos nuestro apoyo y solidaridad al movimiento de derechos humanos de Mendoza que está encarando una lucha histórica desenmascarando las raíces más profundas de la dictadura cívico militar.

 

Etiquetas: , , , ,

 
A %d blogueros les gusta esto: